brasil red card

Final del Mundial, decenas de activistas presos en Rio: Brasil afuera, los Brasilenos adentro.

 Llega el fin de semana de las finales de la Copa del Mundo y alrededor de 60 activistas de los movimientos sociales Brasilenos fueron encarcelados esta manana en Rio.

Hablamos de esta lucha, del “Mineirazo” y de las elecciones presidenciales con M.G, investigador de la Universida Federal de Rio de Janeiro, militante de los movimientos sociales de lucha para la vivienda.

Que paso’ con las protestas sociales anti-copa? Desaparecieron?

Las protestas no eran contra la Copa, pero contra todas las consecuencias que eses mega-eventos han traído para la población. En esse momento era la Copa, pero em 20013 fueron la Copa de las Confederaciones y la Jornada Muldial de la Juventud, y em 2016 va a ser los Juegos Olímpicos. Las centenas de miles de famílias desalojadas, la militarización del cotidiano de las clases populares con un crescimento de la violencia del Estado contra la población negra y pobre, la continuación de los servicios público horribles como el transporte y la salud y la educación, la inversión estatal en infraestructuras desnecesarias para el dia-a-dia de la población y que serán explotadas por la iniciativa privada del gran capital nacional y internacional, la privatización del espacio público de las ciudades cambiados en territórios de la FIFA u del Comité Olímpico Internacional, la inmensa criminalización de las protestas sociales, todo eso y outras tantas razones son las cosas contra lo que las protestas llevantanse. No contra el fútbol, por ejemplo.

Durante la Copa las protestas no desaparecieron. Por el contrário, muchas actividades seguieron ocurriendo. Pero esas actividdes fueron diferentes de lo que pasó em 2013, no solo porque no fueron tan grandes pero también porque estuvieron mucho más vinculadas estrictamente a grupos y organizaciones de movimientos sociales. Fueron protestas que denunciaron el extermínio del pueblo negro en las periferias de las grandes ciudades brasileñas, que hacian reclamos acerca de los precios y mismo del cobro del transporte público colectivo, que gritavan contra las prisiones políticas que han sido hechas en el país, que exigían derecho a libre manifestación, y otras cosas. Esas protestas preocuparan el Estado hasta el punto de que solamente durante la primera fase de la Copa hube más de 200 detenciones em protestas por todo el país.

Sin embargo lo que pasó fué también un proceso duplo. Por un lado, los movimientos que seguieron en las calles desde la segunda mitad del outro año no lograron mantener la conmoción social encendida, aunque varios grupos tengan crescido u mismo surgido em ese tiempo. Por otro lado, hube una campaña político-mediática muy fuerte para criminalizar a las protestas y para garantizar la aceptación del mundial por la población em general. Esas dos cosas sacaran na mayoría de las personas de las calles. Pero aún así las protestas siguen.

Se puede hablar de esta Copa come de un experimento represivo?

No tenemos duda que si. Eso por lo menos en dos sentidos: por el control de la población y por la represión derecha a las personas que atrevense a protestar contra un gobierno supuestamente “popular”.

El control del la población recibió un aporte muy grande en los últimos años con las disculpas de la preparación de los mega-eventos como la Copa del Mundo. Los exemplos más claros son la militarización de las favelas en Río con las llamadas “Unidades de Policia Pacificadora” y, más tarde, el establecimiento de la permisión a las fuerzas armadas para la ocupación de territórios de favelas com la disculpa de “garantizar la ley y la orden” (incluso com nueva legislación que sostene esa actuación, firmada por el “gobierno popular”). Pero esse control también se nota con el crescimiento de la infraestructura de vigilância, las inversiones en tecnología de seguridad compradas de los Estados Unidos y de Israel en su gran parte, y el “monitoreo” de los llamados “grupos peligrosos”. Eso fue fundamental para que hubieran condiciones para la represión derecha a las protestas sociales.

Las personas que seguieron en las calles o mantuviéronse intentando organizarse politicamente en los últimos meses sufrieron represión derecha y basada muchas veces em eses macanismos de control de la población que fueron puestos a funcionar. Además de eso, eses mega-eventos fueron también disculpas para que las policías tuviesen una “renovación” em términos técnicos y tácticos. Diferentes policías brasileñas recibieron corsos en el exterior acerca de como lidiar con “disturbios civiles” para “mantener la orden”, además de cómo investigar las personas que protestan por medio de las redes sociales y la internet. Hoy existen nuevas maneras de reprimir las protestas que el Estado está experimentando contra las personas que siguen en las calles o organizándose. Son técnicas que vimos empezar en países cómo Alemania y Estados Unidos, muchas veces utilizandose de nuevos instrumentos comprados especialmente para eses eventos (armamentos menos letales y mismo letales, camiones “anti-disturbio”, pequeños tanques de guerra urbanos llamados acá de “caveirões” —en referencia a las calaveras de algunos batallones de policía, etc.). Además de eso, son episodios de represión com dimensiones gigantes. Sólo para el partido final, por ejemplo, más de 25 mil agentes de las fuerzas de seguridad del Estado actuarán oficialmente em Río de Janeiro, incluso de las Fuerzas Armadas.

Para todo eso muchas leyes fueron creadas y otras tantas desrespetadas o simplemente empujadas al basurero. Hemos visto detenciones arbitrarias de personas sin cualquier prueba de involucramento en cualquier acto criminoso, detenciones de abogados que acompañan las protestas para ofrecer ayuda jurídica a los presos, investigaciones que adentran a las casas de las personas sin cualquier documento legal que los permita hacerlo, el impedimento de encontrarmonos en plazas o de caminarmos y manifestarmonos politicamente. Ese mês de Copa del Mundo ha sido hasta ahora un enorme experimento dictatorial de negación completa de los derechos civiles de la población.

La “patria grande” celebra el futebol, condana la agression Israeli a la franja de gaza pero arma los policia brasilenos con armamentos de israel?

Si, eso pasa. Y no es ni siquiera un poco contradictório: es la manera de hacer del Estado-nación —no importan cual sea el tamaño que la “patria” sumetida. Para que tenga destaque y una buena posición política internacional, le cae bien la condenación a las tensiones internacionales que vuelvense en masacres cobardes cómo la de Israel contra el pueblo palestino. Pero eso se basa en una “cohesión” y “orden” interna que sólo se puede mantener utilizandose de medios que oprimen y reprimen las voces contrarias al proyecto dominante del Estado —y aún más las que cuestionan la división de la sociedad en gobernados y gobernantes. Y en un mundo capitalista neo-liberal cómo el nuestro, la origen de las balas de goma que nos golpean o las bombas de gases que nos hacen respirar no es cualquier problema (a pesar de que, en epocas de un nuevo nacional-desarrollismo, hay también empresas brasileñas muy felices com el crescimiento de las ventas de bombas de gases).

Como vees los movimientos sociale respecto a lo que paso’ hasta ahora, en el futuro proximo y en la preparacion para los olympics 2016?

Junio de 2013 inauguró un nuevo contexto político em Brazil. Eso ya se siente en los movimientos sociales. Hay una gran cantidad de grupos militantes nuevos y los que ya existían han crescido. Pero también han crescido los grupos de derecha y extrema-derecha, así como se ha renovado los aparatos represivos y opresivos del Estado. Lo que hemos visto en esa Copa ha sido la primera experiencia de proceso de movilización que intenta aprovechar los desdoblamientos de las protestas de 2013. Me parece muy difícil —y creo sería igual arrogante— intentar evaluar cómo las cosas seguirán hasta los Juegos Olímpicos. De cualquier manera, de todo depende la evaluación de los éxitos, dificultades y errores. Pero más allá de eso, lo que pasará hasta 2016 depende de los objetivos políticos de las personas que estan dispuestas a seguiren movilizadas. Las Olimpíadas son un evento punctual en el espacio y en el tiempo. Ellas pasarán y muy probablemente no tendremos logrado establecer una sociedad autogestionada hasta allá, sin dirigentes o dirigidos. Pero eses juegos marcan un período diferente en la historia del país, con reflejos directos en las condiciones materiales del pueblo y, por consecuencia, en las posibilidades y límites para la construcción gradual de nuevas formas de relaciones sociales. Saber aprovechar esse contexto y esse momento de los próximos juegos me parece depender de saber verlo cómo parte de un proceso de mediano/longo plazo. Pero igual el futuro sigue siendo una semilla de una planta desconocida.

Que paso’ con el seleccionado nacional? Que effecto tuvo entre la gente la derrota frente a Alemania? Hay una connexion visible con las protestas?

Cómo se puede imaginar, el efecto directo fue de incredulidad com lo que pasaba. Creo que esse resultado golpeó en el centro de la “alma nacionalista” de muchas personas. Pero no sabría decir se eso va hacer las protestas crescer necesariamente, por ejemplo, aúnque muchos activistas y militantes por acá crean en eso. Además, sabemos que la rabia no es necesariamente algo politicamente emancipatorio.

Me parece que, al mismo tiempo, no se puede descartar esa posibilidad. Se escuchaba ya en el mismo día de la derrota para Alemania algunas personas en las filas de los mercados o en los bares hablando otra vez acerca de los problemas provocados por la Copa del Mundo. Pero la mayoría decindo algo cómo “Si por lo menos tuviésemos ganado la Copa tendría sido mejor, pero ellos [el gobierno y la empresas] solamente hicieron montones de cosas para robarnos y ahora no tenemos nada, ni siquiera los espacios com precios populares em los estadios para vermos al fútbol.”

Por supuesto que eso es un tipo de insatisfacción que puede ser interesante politicamente, cómo una forma de “voluntad de cambio”. Al final, com la Copa saliendo del foco de la vida de las personas, otras cosas puedem volver a molestar más. Pero no hay como saber si eso va ser direccionado a las calles o a las próximas elecciones, por ejemplo. En esse sentido, ya hay las personas que estan a aprovechar eso para la elección para presidente de próximo otubro, en especial los partidos políticos electorales de derecha que han crescido eses últimos tiempos. Se por un lado no hay dudas de que el actual gobierno venia utilizandose politicamente de la imágene del equipo brasileño y seguiría a hacerlo si tuvieran salido mejor en el torneo, hay también las personas que intentan hoy poner la responsabilidad por la derrota contra la Alemania en las espaldas de la actual presidente.

El último partido en el próximo 13 va a ser un termometro para vermos cuánto de esa insatisfacción va volverse em personas en las calles. Y los próximos meses también serán cruciales para vermos si esa situación puede crear un ambiente favorable para un crescimiento de la derecha em las elecciones presidenciales.

En Argentina el mundial parece ser usado como parte de un estrategia del gobierno para subrayar los planes sociales realizados y el sentimiento patriotico. Como se vivio’ esto aspecto en Brasil?

El patriotismo ha sido bastante subrayado por acá también, cómo me parece siempre ocurrir en eses eventos en los cuales las disputas son hechas entre equipos representantes de países. Pero es mucho más fuerte, en nuestro caso, con el fútbol, sin duda. La construcción de la identidad nacional patronizada y dominante tiene en ese deporte un elemento muy importante. En general el fútbol es parte de las cosas que las personas viven todos los días, es parte de los temas que debaten en sus casas, locales de trabajo y entretenimiento, es parte de las pasiones que movilizan a la gente. Eso es ya en el dia a dia con los equipos locales y quedase mucho más fuerte con el seleccionado nacional.

Pero el peso del fútbol en la vida de las personas es una herramienta política por acá también. Las copas del mundo de fútbol siempre fueron muy utilizadas politicamente por acá. No es por menos que las elecciones para presidente son siempre en los mismos años que estos torneos. En esa Copa no he visto un uso muy grande del torneo para divulgar políticas públicas u planes sociales, pero el gobierno ha utilizado politicamente el mundial para subrayar la capacidad de organizar eses grandes acontecimientos internacionales. Para eso ha sido importante incluso reforzar la idea del pueblo brasileño como bastante hospitalario, alegre y amistoso con campañas mediáticas. Creo que, de cualquier manera, el gobierno ha buscado divulgar los “avances sociales” del país más para el extranjero de que para el próprio país, ya que eso probablemente va a ser hecho en los meses seguientes con la proximidad de las elecciones.

Muchos hablaron de un mundial clasista, en el cual solo la clase medio-alta podia permitirse el precio de las entradas. Estas de acuerdo?

Estoy completamente de acuerdo. Aúnque hubiesen entradas com precios más pequeños, essas eran muy pocas en términos proporcionales y terminaron antes que las personas de acá pudieran comprarlas. Después de eso, muchas fueron las ventas de entradas en el “comercio paralelo” — incluso por parte de ejecutivos vinculados a la FIFA. Entonces el acceso a los juegos eran muy selectivos em términos de clase.

Pero la división clasista del mundial no se expresó solamente en el perfil social de las personas que alcanzavan pagar las entradas. La realización de esse evento acá también fue rentable principalmente para las clases medio-alta y alta, mientras los impactos negativos quedaranse solamente afectando las clases más bajas. Nuestro país es un de los más desiguales del mundo y eses mega-eventos no solamente refuerzan eso cómo profundizan la desigualdad social. Las obras de terminadas fueron solamente las fundamentales para el evento, cómo los estadios y parte de los aeropuertos. Quizás una de las cosas que puede ayudar a compreender eso es saber que eses estadios y aeropuertos fueron luego regalados a la iniciativa privada para que los gestione durante años y años. Pero además de esas obras, las promesas de inversiones en infraestructura de movilidad urbana, por ejemplo, no fueran cumplidas. Mismo los estadios, ahora muy modernos, hoy están mucho más costosos —mismo para partidos locales— de lo que pueden soportar los bajos ingresos de la mayoría de la población. Siquiera los estadios, por lo tanto, pueden ser bien aprovechados por todxs. Los “legados” de la Copa también muestran cómo ese evento es completamente clasista.

Hay aspectativas respecto al resultado del partido para el tercer lugar? Se preparan protestas?

Si, para el final de semana de los partidos finales se preparan protestas em diferentes ciudades del país.

Se dice que las protestas serian un manejo de derecha para destabilizar al gobierno y ganar las elecciones. Que piensas de esto?”

Me parece que ese es un tipo de discurso muy oportunista, pués utiliza el miedo que algunas personas tienen del crescimiento de la derecha para desalentar protestas que hoy son casi en su totalidad movilizaciones que hacen críticas “por la izquierda” al actual “gobierno popular”. Obviamente que son críticas diversas hechas por diferentes grupos “de izquierda” —desde grupos libertários hasta partidos políticos electorales de la izquierda tradicional. Es evidente que no se puede garantizar que las críticas alzadas por las protestas serán siempre asimiladas por la sociedad cómo cosas “de izquierda” u que llevarán a una mirada “de izquierda” sobre el gobierno (en verdad me parece que ma mayoría de la sociedad siquiera piensa en essas cajitas políticas de “derecha” y “izquierda”, que muchas veces creo que hacen poco sentido mismo para muchxs militantes, en especial lxs que lucham por una sociedad sin distinción entre gobernados y gobernantes). Pero entre essas incertitumbres y decir que las personas que siguen en las calles son “títeres de la derecha” hay un abismo enorme y, al que me parece, una voluntad de uso político muy claro. Los grupos que siguen en las protestas y las personas que unense a ellos si pueden ser críticos del actual gobierno. Pero su inmensa mayoría no dibuja sus críticas basada en una voluntad de que la derecha vuelva a controlar el Estado. Me parece que el intento de imprimir un timbre de “derecha” a las protestas tiene en su raíz la lógica que dice que “quien no está con nosotros está contra nosotros,” un discurso que vimos repetirse en otros momentos criminosos de la historia —cómo en muchas de las dictaduras militares latinoamericanas o mismo para justificar la “guerra contra el terror” del Estado estadunidense del siglo XXI. Lo que sucede es que cuándo eso parte desde grupos “de derecha” es más fácil percibir lo cuán autoritario es essa lógica. Pero cuándo eso parte desde grupos “de izquierda,” muchas personas tienen miedo de —o simplemente no quieren— reconocer ese autoritarismo. Sin enbargo, silenciar críticas, sea utilizando la fuerza fisica directamente o no, no me parece una práctica muy emancipatoria.

Lascia una risposta

L'indirizzo email non verrà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

È possibile utilizzare questi tag ed attributi XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>